NoticiasReflexiones

EDUCACIÓN

By 30 julio, 2016 No Comments

La información del éxito obtenido por cinco estudiantes de derecho de la UBA, quienes derrotaron en la final de la competencia Jessup de Derecho Internacional a la Universidad de Pennsylvania, además de llenarnos de orgullo, da por tierra con los detractores de la educación argentina: pública, universal y gratuita.

A quienes quieran hablar de los niveles medios e iniciales, tema preferido del Ministro de Educación y las magras estadísticas de los que logran arribar al nivel terciario y universitario, debo decirles que ese es un problema social, no educativo. El mismo no se corrige con desempleo y falta de subsidios, sino todo lo contrario.

Teniendo la infraestructura edilicia, como así también en planes de estudio, dotémosla de buenos maestros y profesores que cobren excelentes salarios y se perfeccionen capacitándose año a año.

Ayudemos a los estudiantes, principalmente a los de menores recursos, haciéndoles el camino fácil y sencillo, con becas y apoyos económicos concretos y directos, para que puedan vivir, soñar, viajar y comer.

Para ello, no se necesitan nuevos planes ni sistemas, los existentes ganan premios. La prioridad es DEJAR DE SOLVENTAR A LA EDUCACIÓN PRIVADA, la cual se lleva la mayor parte del presupuesto educativo para formatear a nuestros jóvenes, a fin de hacerlos funcionales al sistema y al mercado.

En esta estafa debemos acentuar especialmente la apoyatura que recibe la educación privada confesional religiosa, por lejos, el mayor drenaje de los fondos estatales.

Si LIBERAMOS la EDUCACIÓN –entre otras injusticias a derrotar– llegaremos a ser un país donde los subsidios no sean necesarios.
ES IMPRESCIDIBLE LA EQUIDAD PARA LOGRAR LA IGUALDAD.

 

NOTAS SOBRE EL PREMIO

La Nación | La UBA ganó por primera vez la prestigiosa competencia Jessup

TN | Orgullo nacional

Clarín | La UBA campeona en un torneo de derecho internacional