Deprecated: Function create_function() is deprecated in /www/wp-content/themes/salient/functions.php on line 5190 Deprecated: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls in /www/wp-content/plugins/js_composer_salient/include/classes/core/class-vc-mapper.php on line 111 NO MATARÁS | Guillermo Prein
RVN

NO MATARÁS

By 23 enero, 2010 One Comment

Bob Marley, en su himno Redemption Songs, escribió:
“Viejos piratas me robaron, me vendieron a barcos mercantes… Mis manos se han hecho fuertes por la mano del Todopoderoso, nos levantamos triunfantes en esta generación. Todo lo que siempre he tenido son canciones de libertad. Ayúdame a cantar canciones de libertad, pues todo lo que tengo son canciones redentoras.
Emancípate de tu esclavitud mental, nadie, excepto nosotros, puede liberar nuestras mentes.
No temas al poder atómico, ellos no pueden detener el tiempo.
¿Cuánto tiempo más matarán a nuestros profetas mientras miramos hacia otro lado?
Alguien dijo “eso es solo una parte”, debemos escribir nosotros también en el Libro.
Ayúdame a cantar canciones de libertad, pues todo lo que tengo son CANCIONES REDENTORAS”.
Edmund Burke dijo: “Lo único que se necesita para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada”.
Llegó la hora de nuestro protagonismo para desarmar, de una vez y para siempre, a quienes con terror, injusticias, ambiciones y avaricia, han dañado generación tras generación. Son los hijos de quien vino a “hurtar, matar y destruir”.
“A verdugos y amos beneficiados, se viene la justicia del crucificado, que libera a un pueblo mancillado y exige: NO MATARÁS”.
El quinto Mandamiento hecho canción: canción de redención. Debemos cantarlo, realizarlo hombro con hombro, sabiendo que nosotros, los iguales, podemos cambiar la historia.

La muerte silenciosa, a causa del hambre, se lleva mil personas por hora, ¡¡¡casi 9 millones por año!!! Además deja a millares condenados a una subsistencia ruinosa. Mazas silenciosas que, por debilidad, no protestan, no tienen fuerzas.

EL QUE PARTE Y REPARTE…
Goldman Sach, uno de los bancos que llevó al mundo a la crisis más grande de la historia, acaba de anunciar que hasta septiembre obtuvo ganancias por 16 720 millones de dólares; superando, en el último trimestre, ochos veces al mismo ejercicio de 2008 y 6 veces su media.
Ya notificaron que ese excedente se repartirá entre sus directivos, en franco desafío a la posición del presidente Obama y de la comunidad internacional en la declaración del G20.
Son los mismos que levantan las banderas del liberalismo económico y que fueron rescatados por la intervención estatal, a la que tanto combatían, con 3 trillones de dólares aportados por los tesoros de esos países poderosos, es decir, por la gente.
En 1931, el pastor Dr. Adrián Rogers decía: “Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo. El gobierno no puede entregar nada a alguien si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona. Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso, mi querido amigo, es el fin de cualquier nación. No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola”.
Como riqueza no se ha creado, analizando la balanza comercial real de nuestra América Latina con referencia a los Estados Unidos, arroja cifras que son positivas para el país del norte en 30 759 millones de dólares, en el último año y medio. Digo “real” porque el superávit mexicano de 111 829 millones se debe a los productos manufacturados del otro lado de la frontera para hacerse de la mano de obra barata; y eso no es comercio “real”. Sumémosle a esto el pago de créditos que, tal como lo cuenta John Perkins en su best seller Gangster americano (un arrepentido que confiesa sus operaciones mercenarias económicas), bajo gobiernos despóticos y cómplices, nuestros países fueron obligados a aceptar, pues, en caso de no hacerlo, sus presidentes podrían sufrir un “accidente aéreo”, tal como es el caso de Omar Torrijos en Panamá y Jaime Roldós en Ecuador. La sangría de capitales que viaja por las autopistas de un mundo globalizado, agiliza las transferencias monetarias y cierra o traba los mercados comerciales e industriales. Es decir, hambre o balas, pero sumisión al fin: objetivos alcanzados en los años ´70, ´80 y ´90 con diferentes estrategias, algunas ya confiesas por la apertura de los archivos secretos del Departamento de Estado de los Estados Unidos, que por ley se abren cada 30 años.
Agreguémosle a esto las guerras por piratería institucionalizada en la ONU (petróleo básicamente) y comprenderás porqué el pastor Martin Luther King dijo: “Una nación que gasta más dinero en armamento militar que en programas sociales se acerca a la muerte espiritual.”
El mismo día de las “esperanzadoras noticias bancarias”, la Secretaria de Estado Hillary Clinton, anunció que, entre todos los países industrializados, darán 22 mil millones de dólares al año para palear el déficit de los países afectados por el cambio climático. Eso sí, aclaró que serían muy estrictos en la vigilancia del dinero.
Los países que destruyen el planeta con emisiones de gases contaminantes (a nivel mundial Estados Unidos produce el 25%) elevando la temperatura de la tierra y produciendo el efecto invernadero –madre de las inundaciones y sequías–, no sólo no se arrepienten y resarcen a las naciones víctimas, sino que prestan dinero bajo extorsión, lo cual asegura la sujeción de los países deudores para que este sistema injusto siga avanzando.
Es tal el poder del dinero y la ambición que cinco pueblos de España se disputan ser basureros nucleares. Ascó, Vandellòs y Tivissa, en Tarragona; Yebra, en Guadalajara y Merindad de Cuesta-Urria, en Burgos. Todos ellos quieren tener en sus comunidades los ATC (Almacén Temporal Centralizado). La razón: 800 millones de euros de inversión y el ahorro de otros 12 millones al año en impuestos. Muerte por dinero.
Lo más anacrónico es que quienes deciden esto viven al lado de esos desechos. La ambición, una droga implacable, les ha corroído la conciencia y ya no piensan ni en sus nietos, ni en sus hijos, ni en sí mismos.
En medio de todo esto, uno de los más controversiales Premios Nobel de la Paz de la historia provocó el primer pedido de renuncia al Presidente del Comité otorgador.
La gran pregunta que el mundo se hace, al ver premiado al presidente de un Estado que sostiene dos guerras fraticidas, un campo clandestino de detención en Guantánamo y un bloqueo a una nación condenado por 180 países por décadas, es: ¿cuál es el motivo del premio?
Las respuestas surgen como interrogantes: ¿Será para comprometer a esa potencia con la Paz? ¿Será para proteger al primer presidente negro quien está soportando un asedio de tal magnitud desde los medios de comunicación de su país, que llegaron al extremo de que un presentador pidiera la intervención militar para derrocarlo, y otro en su blog haya realizado la encuesta: “¿Es necesario asesinar a Obama?” ¿O es solo una burla más hacia quienes somos constructores de la Paz por medio del amor?

EJÉRCITOS DOMINADOS
Las maras centroamericanas, formadas por los hijos de los muertos en las guerras de pasadas décadas en la región, subliman la muerte. Nacidas en California y deportadas por los delitos de sus integrantes, sembraron de terror sus países originarios. Por esa causa y como ejemplo, El Salvador se ve inmerso en una sangrienta violencia que produce casi la misma cantidad de muertes que durante los años más cruentos de la guerra. Sorpresa causó cuando, tras una ola de amenazas a gente de la sociedad salvadoreña, los “mareros” salieron a decir que ellos no eran responsables de las mismas. Entonces, ¿quiénes son los grupos armados que están actuando?
Desde las muertes por causa de la droga en Río de Janeiro y en México, la violencia en las calles de Caracas, los paramilitares colombianos contratados por el dictador Micheletti en Honduras, hasta el pedido del dirigente del agro De Angeli instando a tomar las armas y llevar a la peonada diciéndole por quién debería votar y la ola de piqueteros armados en nuestra Argentina, vemos la violencia crecer bajo la teoría de un demonio: el único que dirige a unos y a otros.
¿Quién y con qué propósito desestabilizador procura la violencia?
Por ejemplo, el paco (droga que circula en Argentina a muy bajo costo) destruye la mente de una persona en menos de un año y medio. Su poder de adicción es tan brutal como el corto tiempo de su efecto, con lo cual, la persona necesita urgentemente otra dosis.
El robo y la violencia descontrolada, para satisfacer esta abstinencia, hacen que quienes la consumen se transformen en verdaderas máquinas asesinas. Aquí, también surge una pregunta: ¿quién distribuye el paco?, ¿quién sale beneficiado con el accionar de las hordas de gente atada por este vicio?, ¿a quién beneficia la inseguridad que esto produce?
En el 2001, los que golpeaban cacerolas no hacían saqueos. ¿A quién beneficiaron éstos? Sé que tendrás nombres en tu cabeza… gente responsable de ambas estrategias violentas que, hoy, ciertos medios de comunicación promocionan tratándolos de reinstalar en la opinión pública, lavados y enjuagados en la impunidad del olvido.
Los “ejércitos” de paqueros son usados para sembrar el terror y se los reprime asesinándolos, conformando así, una sociedad que no se da cuenta que el mismo que los extermina es el que los fomenta; y sigue la rueda, total, esa mano de obra les es muy barata y tienen asegurada la reposición constante.

LA BOLSITA
“¿Sabés que llevo acá? Dolor, hambre, soledad, desamor, frustración…”, fue la respuesta de una joven que esgrimía una bolsa con droga a un notero de televisión.
El querido amigo que me contaba este episodio estaba impactado por la claridad de la respuesta y el dolor de la verdad. Como dice la canción Los niños del olvido de Víctor Heredia y Vera Vargas: “El niño se inventa con pegamento un hogar, esquivando la balas que buscan su corazón…”
Niños que viven en las calles, como los que relata Fito Paez en 11 y 6 y, años después, en El chico de la tapa; una historia dolorosa inspirada en los mismos nenes que conmovieron a Don Horacio Ferrer y Astor Piazzolla para componer Chiquilín de Bachín: “dame un ramo de vos, así salgo a vender mis miserias en flor”… Apenas 100 metros separan lo que fuera Bachín del bar La Paz, pero esa distancia se transforma en una eternidad de dolor para esos corazoncitos. Como don Armando Tejada Gómez describiera, “A esta hora exactamente hay un niño en la calle… Es honra de los hombres proteger a lo que crece, colocar una estrella en el sitio del hambre, sino todo es absurdo… No debe andar la vida recién nacida presa, porque sino el corazón es apenas una mala palabra… Pobre el que olvida que hay un niño en la calle; el amor se ha perdido con un niño en la calle”.
Esos niños que limpian tu parabrisas, para que los veas, son vidas en riesgo de muerte. Indefensas ante los lobos que los capturan con drogas para hacerlos olvidar del hambre y la soledad y, para que cuando crezcan, atrapados ya por esas adicciones, sean usados como armas. Verdugos inocentes dirigidos por impíos que solo buscan sus objetivos, señores ponderados en la tierra pero detestados en el cielo.
Abuelos postergados, hombres desocupados o con magros salarios, la educación desigual entre diferentes niveles de la sociedad, perseguidos, emigrantes del dolor y violados de múltiples formas, completan el horroroso cuadro de la violencia.
Venas abiertas que, según nos muestra Eduardo Galeano, siguen sangrando.

UN GRITO, UN MOVIMIENTO
Pertenezco a una comunidad que no está de brazos cruzados.
Ella trabaja en las calles cada día, con Sopa de letras dando comida, alfabetización, ropa, medicamentos y amor pastoral a quienes viven en la calle. ¡Cuánto nos gustaría tener un albergue para ellos…!
Pero, lo que tenemos lo damos, enseñándoles cómo organizarse, a trabajar en conjunto, a formar cooperativas. Nuestra tarea en Operativo Frío ayuda a los chicos de la calle y junto con el Hogar-parador Nueva Vida y el futuro Hogar Terapéutico, estamos logrando rescatar esos capullos para que no se marchiten, para que lleguen a dar mucho fruto. Nuestros planes educativos apuntalan la enseñanza formal para impulsar a nuestros jóvenes y adolescentes a la altura de quienes reciben la mejor educación, logrando, así, colocarlos en un pie de igualdad, para no ser dominados por quienes están bajo un esquema educativo poderoso que es funcional a la dominación social. Programas de prevención del VIH/Sida/ETS y adicciones, asistencia para la liberación de quienes ya las padecen, son armas de amor contra la violencia cotidiana. También, lo son la recuperación y reinserción social de miles de presos a través de la tarea pastoral del grupo Puertas Abiertas.
Cuando escribí la canción No matarás, que explica el quinto Mandamiento, quedé impactado por su síntesis y profundidad. Muchos que identificados con ella se están uniendo, comienzan a generar un movimiento que traerá una voz de exhortación para quienes mal proceden y respuestas a quienes sufren.
Mucho hay por hacer y muchas manos necesitamos que se sumen a los arados de esta gran siembra.
Recordá: “Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada.”
Martin Luther King, decía: “Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.”
La apatía, el desánimo, tienden a paralizar a la gente. NO TE RINDAS, UN MÉDANO SE HACE GRANO A GRANO. VENCEREMOS, porque como dijo el pastor Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz: “Nosotros somos aquella gente, nosotros somos la misma persona. Porque nuestras voces fueron escuchadas, muchos millones de nuestros hermanos y hermanas están con vida… Ellos serán doctores, serán enfermeras, serán científicos que resolverán grandes problemas. Sí, hay muchos obstáculos. Por supuesto, siempre habrá quien bloquee el curso de la justicia, pero Dios pondrá un viento a nuestras espaldas y un camino ascendente adelante, si trabajamos juntos… Todos unidos como uno solo”.
Dios nos lo pide con urgencia en Proverbios 24.11 “Libra a los que son llevados a la muerte; salva a los que están en peligro de muerte.”

HIJOS DE PROFETA
El profeta y juez Samuel (1050 aC), le dio identidad a Israel por medio del movimiento de los Hijos de Profetas. Hombres que no eran sacerdotes por no provenir de la tribu de Leví, pero que querían servir a Dios y a la gente. Samuel les enseñó la Ley, las profecías, música, y los envió a cantar en medio del pueblo.
Necesitamos personas que no se rindan y que se sumen a los muchos que ya estamos en la brecha para edificar, para plantar, para realizar un presente digno y un futuro lleno de esperanzas para todos. Redimir un pasado de dolor y marginación, redimir de la manera que Jesús lo hace.
Si estás en uno de estos grupos de dolor, debés saber que la gracia te alcanza y te liberta, te sana y te salva. Solo acercate a Él con una simple oración, que abrirá los cielos y te dará una nueva vida, transformándote en liberador de otros que sufren.
Bob Marley te lo explica y te lo pide: “Ayúdame a cantar canciones de libertad, pues todo lo que tengo son canciones redentoras, ¡¡¡CANCIONES REDENTORAS!!!”.
Nos emancipamos de la esclavitud mental, liberamos nuestras mentes y corazones del consumismo, de la bruma de fracaso y dolor que nos sembraron, paralizándonos.
Nuestras manos se han hecho fuertes, por la mano del Todopoderoso y nos levantamos triunfantes en esta generación. Ya no tendremos miedo, NUNCA MÁS.
Escribiremos nuestra parte de la historia en el Libro.
Tenemos canciones de libertad, canciones que nos unen, que abren nuestros ojos, que nos impulsan, que nos movilizan, que nos hacen sensibles.
Cantamos poderosas canciones de libertad, ¡¡¡CANCIONES REDENTORAS!!!

Join the discussion One Comment