Deprecated: Function create_function() is deprecated in /www/wp-content/themes/salient/functions.php on line 5190 Deprecated: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls in /www/wp-content/plugins/js_composer_salient/include/classes/core/class-vc-mapper.php on line 111 LIBERADORES DE RIQUEZAS: LA JUSTICIA QUE TRAE PAZ | Guillermo Prein Notice: Trying to get property 'user_login' of non-object in /www/wp-content/plugins/wordpress-seo/frontend/schema/class-schema-utils.php on line 26
ActualidadHistoria

LIBERADORES DE RIQUEZAS: LA JUSTICIA QUE TRAE PAZ

By 6 febrero, 2010 No Comments

LA HISTORIA DE UN VISIONARIO

La paz solo se alcanza cuando está se concibe en Justicia.
Hoy hasta el Premio Novel entregado a un mandatario que está propiciando guerras, marca la falta de entendimiento o la rebelión a la Palabra de Dios.

La ausencia de paz, hace que nos olvidemos del bien, según nos habla la Palabra Profética 2010. Por ende debemos conservar la paz y reprender todo lo que se oponga a ella.
Después de hablar de turbación desde el principio del capítulo, Jesús decía en Juan 14.27:
“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.”

Cuando las riquezas generan justicia como lo expresa 2da de Corintios 9:10-11:
“Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.” hay bien en la tierra

Es menester entender que las riquezas en las manos de los impíos, generan impiedad, es decir, ausencia de piedad, para ser más claro: crueldad, pobreza, miseria, el mal en acción.
Como pueblo de Dios debemos tomar las riquezas y esto se logra aumentando los frutos de justicia…
Esa toma de las riquezas, debe hacerse con propósito, sino corremos el riesgo de enamorándonos de ellas, cayendo en “la raíz de todos los males, el amor al dinero”

Quien anhela hacer justicia al pueblo, proveyéndole y prosperándolo, ese encontrará el favor de Dios y milagros. Seremos fuentes de bendición.

Para ilustrarnos y crecer en fe es bueno que leas este artículo sobre la vida de un argentino del siglo XIX, evangélico de cuna, que salvo financieramente al país…
Si él pudo, porque tu no… Dios es el mismo.

La historia de Ernesto Tornquist me la hizo llegar mi hermano, oveja y amigo, Carlos Alfredo de Cicco.

Disfrútenla.

HISTORIA DE UN VISIONARIO

Ernesto Tornquist nació en Buenos Aires el 31 de diciembre de 1842, séptimo hijo del matrimonio formado por un luterano y una católica. Su padre Jorge Pedro Ernesto Tornquist se desempeñaba como cónsul de la ciudad libre de Bremen en Montevideo y ejercía el comercio de importación en Buenos Aires.

Corría el año 1856 cuando el joven Ernesto Tornquist es enviado a estudiar a Alemania en una de las escuelas reales situadas en la ciudad de Krefeld.

Ese par de años en Alemania y un previo paso por la escuela que German Frers había implantado en el Buenos Aires de fines del racismo, fueron los únicos estudios sistemáticos que poseyó.

A su retorno de Alemania Don Ernesto contaba con 16 años y comenzó a trabajar como despachante de Aduana, en la casa comercial dirigida por su cuñado “Altgelt Ferber y Cía.”, firma dedicada la exportación de lanas y cueros.

Para 1874 Tornquist pasa a conducir la firma que adopta la denominación de “Ernesto Tornquist y Cía.”

Ernesto Tornquist además invierte en saladeros, frigoríficos, adquiere tierras en Santa Fé, Entre Ríos y fundamentalmente en los territorios recién conquistados a los aborígenes.

La década del ’80 será para el País y también para Ernesto Tornquist la del inicio de la exportación.

En 1886 adquirió campos del Fuerte Argentino que fundara Alsina en 1876.

Adquirió otros campos en la Provincia de Buenos Aires, en Córdoba y en San Luis.

Entre las principales empresas agropecuarias vinculadas a la casa Tornquist, se destaca la S.A. Estancias y Colonias Curamalal, en el Sur de Buenos Aires.

La presencia de Don Ernesto Tornquist también se hizo sentir en el litoral por medio de la “Compañía de productos Kemmrich” y el saladero “Santa Elena” de Entre Ríos”.

Irrumpe en la industria azucarera obteniendo en 1886 la ley que le permite crear en Rosario la gran “Refinaría Argentina”, con ello a la par de estimular la producción, obtiene que el país deje de importar azúcar.

Durante toda la presidencia de Carlos Pellegrini (1886-1892) Tornquist brindara su decidido y público sostén a las iniciativas financieras del titular del Poder Ejecutivo y tampoco fue del todo ajeno a la creación del Banco de la Nación. Su impulso empresario no se detiene.
En 1891 rehabilita la firma Sansinena con su frigorífico “La Negra”.

También incursionará en las industrias manufactureras ingresando como fuerte accionista en los talleres metalúrgicos, “Rezzonico, Ottonello y Cía.”, que se transformara en “Tamet”, crea también “Ferrum”.

En el norte surgirá la “Compañía Azucarera Tucumana”. Tampoco será ajeno a la pesca de ballena en las Islas Georgias, por medio de la “Compañía Argentina de Pesca”.

Explotará quebrachales en Santiago del Estero y tendrá injerencia en la radicación de capitales Belgas para el ferrocarril del Norte en Santa Fé. Para llevar a cabo estas obras contó con fieles colaboradores, varios de ellos de origen Germano, como Theodoro de Bary, Yacohokade, Máximo Hogeman, José María Rosa, Juan José Romero y Enrique Berduc (ministro de Hacienda de Roca).

Tornquist sumaba a su mentalidad lógica y profunda, propia de sus ancestros germanos, el genio y la sensibilidad latina que le venían de su otra ascendencia -la materna- de origen italiano y español.

Ernesto Tornquist sostenía que “La política dominante en primera línea en todas las grandes naciones, es la protección y el desarrollo de sus industrias y de su comercio”; así mismo sostenía que la industria era “la vaca lechera de la que vivimos”.

“Será durante la segunda presidencia de Roca (1898-1904) cuando Don Ernesto Tornquist jugara su prestigio en tres cuestiones de suma importancia, la estabilidad de nuestra moneda, la unificación de la deuda externa y la paz con Chile”. (Fernando María Madero)

En el primer caso el éxito coronó su gestión. Por su iniciativa y secundado por el ministro de Hacienda José María Rosa, surgirá en 1899 la ley de conversión que crea el mecanismo para evitar tanto la baja como la alza del peso en relación con el oro. Con la Caja de Conversión se destruye la especulación y se brinda seguridad tanta al productor y al industrial nacional como al inversor extranjero.

Pero junto al hombre de empresa también se refleja en Tornquist el filántropo, el que levantaría iglesias.

Su nombre también se vincula con el progreso del balneario de Mar del Plata al que dota del Hotel Bristol y por cuya iniciativa surge el edificio del Torreón.

En su ciudad de Buenos Aires levantará el Plaza Hotel, crea el Golf de Palermo cerca a su quinta de la avenida Luis María Campos y Olleros. Quinta aquella donde Don Ernesto Tornquist junto a su esposa -y sobrina- Rosa Altgelt, rodeado de sus numerosos hijos, de sus parientes y de sus amigos, festejaba estruendosamente (disparo de cañón mediante) la coincidencia de su cumpleaños con el fin del año y comienzo del otro. Pero no debe ser ésto visto como mera frivolidad.

Sus castillos, tanto el de Belgrano como el que levantó en su Estancia de “La Ventana” eran obras destinadas a perdurar.

El 17 de junio de 1908 fallecerá en Buenos Aires rodeado de sus familiares y amigos íntimos.

El diario de los Mitre no vacilará en reconocer que Don Ernesto Tornquist “gobernó en el país en el sentido más amplio y más útil de la palabra”.

La flia. Tornquist fue la dueña del Banco Tornquist hasta que la patria financiera del proceso lo fundió y se lo entregaron a Capozzolo ( era amigo de el Gral. Albano Harguindegui, ministro del interior del proceso. ).
Luego Cappozolo cayó en “desgracia” con la política anti país de “Don” José Alfredo Martínez de Hoz y lo vendió al Credit Lyones de Francia, luego pasó a manos de capitales Chilenos, para luego estos ser comprados por el entonces Banco Río, luego Santander Río, quien lo desmanteló como institución financiera.

Actualmente el edificio, Bme. Mitre 531, que es una joya arquitectónica está en venta.

Te doy otro dato el Bco. Tornquist fue la continuación de la financiera Ernesto Tornquist, la cual contribuyó a sostener la economía del país en el gobierno de Pellegrini ( Historia de un visionario ).
La mencionada tuvo que dejar de funcionar en el año 1973 por una disposición del Mtrio. de economía en la cual se disponía que un Banco no podía tener el control accionario de una financiera ó viceversa.
En los corrillos finacieros se dice que en la década del 70 no lo cerraron y lo entregaron para seguir funcionando por los favores que Don Ernesto le hizo al país.
Todo el comentario te lo puedo certificar debido a que fuí funcionario de esa institución durante 17 años., 5 como contador de suc. y 5 como gte. de suc.
Luego cuando llegue al SEÑOR, pase al Río con el doble de salario y ya a partir de allí conocés mi historia.

Un fuerte abrazo y a tú disposición como siempre.