fbpx
Sin categoría

ORGANIZARSE | PARAR LA PELOTA

By 16 junio, 2010 No Comments

Preocupan los aumentos de sueldos… inducidos por grupos de empresarios.
Si a esto se le suma el endeudamiento sistemático de la sociedad por las ofertas de los mismos que pregonan inflación y a la vez ofrecen 50, 52 o 60 cuotas… conductas imposibles de compatibilizar…

Solo se entiende en el marco de un plan macabro de endeudamiento del pueblo para luego generar mayor caos, logrando desestabilizar por aumentos ficticios o atando por temor de cambios económicos a la gente.

Los sindicatos y las organizaciones de consumidores deben organizarse para cruzar información entre ellos y así bajar los precios… llegó la hora de los obreros y los consumidores, EL PUEBLO ORGANIZADO.

No hay motivos económicos para que exista inflación, sin embargo hay aumentos de precios y un bombardeo mediático para generar la psicosis donde todos aumentan por las dudas.

VIVIMOS MOMENTOS CLAVES, QUE NO TE DISTRAIGA LA PELOTA…

Hace tiempo que grupos empresarios y políticos, apoyados por la infantería mediática intentan instalar la inflación inexistente, al mismo tiempo que endeudan al pueblo, ofreciendo mentirosos planes de crédito hasta 5 años sin intereses.

Si los Sindicalistas no acompañan, será la hora dejar de acompañarlos…

DEBEMOS DEFENDERNOS ENTRE TODOS, ORGANIZADOS COMO NUNCA.

NO ENDEUDARSE Y FOMENTAR EL INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN QUE DEJE EN EVIDENCIA CUALES SON LOS COSTOS Y CUALES DEBIERAN SER LOS PRECIOS DE LOS PRODUCTOS. ORGANIZARNOS, ES LA CLAVE!!!

MALHECHORES: CUIDADO CON LA JUSTICIA DEL CRUCIFICADO…
SE VIENE!!!

PS: Dos reflexiones de Jesús

“¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?
Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante.
Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca.
Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa.”
San Lucas 6.46-49

Y alzando los ojos hacia sus discípulos, decía:
“Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios.
Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados.
Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.
Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre.
Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas.
Mas ¡ay de vosotros, ricos! porque ya tenéis vuestro consuelo.
¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados! porque tendréis hambre. ¡Ay de vosotros, los que ahora reís! porque lamentaréis y lloraréis. ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas.”
San Lucas 6.20-26