fbpx
Sin categoría

QUILOMBO

By 21 diciembre, 2010 2 Comments

Gritos, piedras, balas y sangre… furias contenidas que emergen.
Hachones de fuego que salen de las bocas y encienden nuevamente viejos carbones de odios apagados. Humo, mucho humo, que confunde… Humo no inocente.
Centellas que, en su ruta horizontal, salen desde los medios de comunicación hacia la gente y rebotan entre ellos con una fiereza inusitada.
“Ellos o nosotros…”, “Son la raíz de todos nuestros males…”.
Crueles derramadores de sangre.
En medio de tanto espanto, nosotros, los iguales, los nadie, los que no somos mediáticos, quienes trabajamos y estudiamos esforzándonos día a día, nos miramos pensando: “¿Quién se acuerda de nosotros?”.
Cuando la tierra estaba “desordenada y vacía”, Dios dijo: “Sea la luz”; entonces, todo comenzó.
¿Estaremos dando a luz un nuevo tiempo?
¿Será el quilombo un desorden o tendrá otro significado?
Ilusión y esperanza llaman a la vida…

Dentro del periódico
Vayamos al “mataburros”

WIKIPEDIA INFORMA
Quilombo: Voz del idioma kimbundu original de África Central.
En América del Sur, se la utilizó para denominar a concentraciones políticamente organizadas, con alcaldes que ejercían su autoridad sobre las mismas.
El mayor fue el Quilombo dos Palmares, territorio libre de esclavitud ubicado en Brasil durante la colonización portuguesa, entre 1580 y 1710. Estaba integrado por varias aldeas, organizado de manera democrática por ex esclavos de origen africano, sus descendientes, mestizos y minorías blancas.
En sus comienzos, fue dirigido por el ex esclavo Ganga Zumba y luego por su sobrino, Zumbi dos Palmares.
Inicialmente, fue un lugar de resistencia al invasor holandés, creció extendiéndose en el hoy estado de Pernambuco, en un área cubierta por palmas, de donde proviene su nombre.
Organizados como un verdadero estado, constituido por varias poblaciones, era gobernado por líderes locales en forma democrática.
Tras la expulsión de los holandeses en 1654, los portugueses trajeron nuevos esclavos a Brasil para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar. Éstos, cuando huían, se refugiaban en Palmares.
Las incursiones de los propietarios de plantaciones y de tropas en busca de esos esclavos en el quilombo se hicieron frecuentes. Los quilombolas (habitantes del quilombo) pudieron enfrentar a estos ataques gracias a su organización de lucha en forma de guerrillas.
El sobrino de Ganga Zumba, Zumbi (nacido tal vez en 1655 en el quilombo), fue capturado, aún joven, por los portugueses para ser esclavo, pero más tarde, con unos 15 años de edad, consiguió huir.
Por ello, no tenía confianza en la palabra de los portugueses.
En 1677, Fernão Carrillho ofreció un tratado de paz, reconociendo la libertad de los nacidos en el quilombo y dándoles la posesión de algunas tierras.
En resumen, lejos de ser un desorden, el QUILOMBO era una comunidad organizada, trabajadora, justa y libre, que luchaba contra todo tipo de esclavitud, integrando en ella a negros, blancos y mestizos.
UN VERDADERO EJEMPLO HASTA EL DÍA DE HOY.

QUÉ CLARIDAD DON ARTURO…
Cambió el concepto, se purificó la palabra y ahora todos deseamos vivir en un quilombo: estallar en gozo y disfrutar de la vida en paz, libertad y seguridad.
El gran reconstructor de muros y de la sociedad en Jerusalén, Nehemías, dijo al ser asediado por sus enemigos: “El gozo del Señor es nuestra fuerza”, de donde se infiere que la tristeza es nuestra debilidad.
Reconstruyendo nuestra Argentina, hemos dado grandes pasos saliendo de pozos profundos, pero el enemigo de nuestras almas no se cansa e intenta, por todos los medios, desalentarnos.
Muchas de las noticias y realidades provocadas, como hachones de fuego y centellas, cruzan la sociedad retroalimentándose.
De chico, recuerdo haber visto a un señor gordito, muy temperamental y explosivo.
Me llamaban la atención sus bigotes: era Don Arturo Jauretche.
De pensamiento claro y próximo a la verdad bíblica, dijo: “El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen. Por eso venimos a combatir por el país ALEGREMENTE. Nada grande se puede hacer con la tristeza.”
Nada se construye en tristeza, es necesario salir del dolor; aceptar el desafío en plena fe: edificaremos una sociedad diferente, maravillosa, sana, justa…
Somos de los que nos secamos las lágrimas y nos levantamos firmes para dar batalla, y cuando no existen motivos naturales, nos llenamos del gozo inexplicable que viene del cielo, el cual no se basa en nuestras circunstancias y nos proyecta e impulsa…

HAGAMOS QUILOMBO
Que nada ni nadie te deprima, es hora de levantarnos con su gozo, alcanzar nuestras metas, lograr nuestro propósito.
Hace 2800 años, el profeta Isaías inspirado por Dios, decía: “El Espíritu de Dios el Señor está sobre mí, porque me ungió; me envió a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Dios, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;
a ordenar que a los afligidos se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.” Isaías 61.1-3
Clave para nuestra vida y sociedad: todo debe hacerse con LIBERTAD y GOZO, las bases de este mensaje que sana el alma.
Si eres cautivo de la desesperanza, del dolor y la amargura, te tengo una noticia más: Jesús, hace 2 mil años, pidió en la sinagoga este rollo y, después de leer este mensaje, dijo: “HOY SE HA CUMPLIDO ESTA PALABRA ANTE VOSOTROS”.
Entramos en el año de su buena voluntad, en el cual tu luto es cambiado por óleo de gozo, un manto de alegría te cubrirá en lugar de estar angustiado.
Serás establecido como un árbol de justicia…

CORAZONES TRASPASADOS
No es una expresión de deseos, sino una necesidad. La nueva Argentina, la nueva Sudamérica, la Patria Grande, se construye con unción y gozo; de otra manera, es imposible.
Para ello, debes hacer un reconocimiento del ambiente que te rodea. Ser realista y diagnosticar la realidad.
Cuando llegaron los días de la purificación, José y María llevaron al niño Jesús al Templo, y al verlos Simeón, un anciano simple pero lleno del Espíritu de Dios, vino hacia el niño, lo alzó y dijo: “Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, porque han visto mis ojos tu salvación, la cual has preparado en presencia de todos los pueblos; luz para revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel.
Y José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él. Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos, y para señal que será contradicha.” Lucas 2.29-34
Si bien tenemos certeza de la luz que llega para ver con claridad y la gloria que es revelada, aunque todo marche bien, la señal será contradicha.
La hostilidad nos acompañará permanentemente, contradiciendo, tratando de aportar humo, bruma no inocente para desorientarnos y temor para paralizarnos. Esta es y será nuestra realidad.
Simeón, mirando a María, agregó: “(y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones.” Lucas 2.35
Se refería a la cruz, advirtiendo que quedarían expuestos los pensamientos ocultos.
Entristecen los acontecimientos del Parque Indoamericano en el barrio porteño de Soldati y la cruel represión a los Qom de la comunidad La Primavera en Formosa.
Violencia, muertes y expresiones xenófobas de dirigentes que se multiplican en un pueblo con muchas necesidades por saciar.
La economía demuestra que de no existir los inmigrantes –que representan el 8,7% de nuestra población–, el PBI sería un 36% menor y el ingreso per capita un 25% más pequeño.
Sin embargo, el diagnóstico es claro: la xenofobia y el racismo están presentes en nuestra sociedad. Inmigrantes y aborígenes son sus blancos.
Mucho hay que trabajar para erradicar el odio y el desprecio de los corazones.
Por diagnósticos de este tipo, necesitamos el antídoto de don Arturo y don Nehemías.

OJO CON EL SUBE Y BAJA
Simeón aclaró que Jesús era primero “luz a los gentiles”, los extranjeros, y luego “gloria a Israel”, los nacionales.
En Mateo 25, Jesús se refiere al Juicio a las Naciones, diciendo: “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, entonces se sentará en su trono y serán reunidas delante de él todas las naciones; apartando unos de los otros, como aparta el pastor, pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.
Entonces dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino, porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo hicimos esto?
Y respondiendo les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis.
Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo no te hicimos esto?
Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.”
Para quienes contradicen la señal y persisten en pensamientos que traspasan el alma, Simeón advierte: Jesús será su caída.
En cambio, para aquellos que generosos amen incluyendo a todos, les espera crecimiento, desarrollo, multiplicación y la cosecha llena de gozo por cada semilla sembrada con lágrimas.
El sube y baja depende de tus decisiones.
Parecido, no es lo mismo. Estamos unidos, pero no confundidos.
Discursos sin acciones en este futuro que empezamos a transitar, condenan.
Cada uno opta por la caída o el levantamiento con sus decisiones.
Llegó el tiempo de edificar entre todos un pueblo grande y sin exclusiones… en la Argentina bendecida por Dios, que emergió de su tumba, ¡¡¡HAY LUGAR PARA TODOS LOS DE CORAZÓN HONESTO!!!

QUE NO SE ESCAPE MANUELITA
Simeón estuvo atento cuando llegó su momento. Un simple anciano, un “nadie” como tú y yo, que quedó en la historia aportando revelaciones maravillosas que los mismos apóstoles –que estuvieron con Jesús– no entendían casi medio siglo después.
Estar en el momento correcto en el lugar indicado; no distraernos es la clave, sobre todo, en días en que los acontecimientos se suceden con vértigo.
¿Donde estás ahora?, ¿qué estás haciendo?, ¿con quién estás?
Quizás tu hora está llegando. Odios, rabias y espadas que traspasan tu alma te inhiben; las centellas te distraen impidiéndote ver que la salvación está delante tuyo.
Debes seguir el ejemplo de Simeón.
Quienes fuimos libres de tristezas y de cautividades, te esperamos para vendar tu corazón quebrado… hay sanidad, hay esperanza.
Si estás afligido, no te tardes, tu gloria te está esperando…

MILITANDO
Simeón no estaba solo, Ana, la profetisa, aunque en ese momento no profetizó, estaba con él.
“Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad, y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones. Ésta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén.” Lucas 2.36-38
Su fidelidad de 84 años, es hermosa, un ejemplo.
Necesitamos ser perseverantes, pioneros del amor, de la inclusión y del trabajo.
Cada día, TOMANDO LA TIERRA con ESPERANZA, para hacerla producir.
Cada día, edificándonos y edificando un pueblo de desarrollo en amor, trabajo, solidaridad, respeto, es decir, un verdadero y santo QUILOMBO.
Recuerda: no estás solo, somos una banda enorme y creciente de hermanos, de “quilombolas”, que nos ayudamos día a día.
Libres del odio, pero prisioneros de la ley del amor, marchamos en la sabiduría de Jesús, concientes de la realidad, pero confiados en el poder de Su unción de transformación.
Como Joab le dijo a Abisaí, su hermano: “Si los sirios fueren más fuertes que yo, tú me ayudarás; y si los amonitas fueren más fuertes que tú, yo te ayudaré. Esfuérzate y esforcémonos por nuestro pueblo y por las ciudades de nuestro Dios; y haga Jehová lo que bien le parezca.” 1ª Crónicas 19.12-13
¡¡¡ESFUERZATE Y ESFORCÉMONOS!!!
¡¡¡POR NUESTRO PUEBLO Y NUESTRAS CIUDADES!!!
EL TIEMPO ESTÁ A NUESTRO FAVOR Y, AUNQUE ESPADAS TRASPASAN EL ALMA Y CON HOSTILIDAD CONTRADICEN LAS SEÑALES, NOS LEVANTAMOS CON GOZO, PERSEVERANTES TRANSFORMADORES DE REALIDADES.
¡¡¡DE SU MANO, SOMOS MÁS QUE VENCEDORES!!!

Join the discussion 2 Comments