fbpx
Sin categoría

A CIELO ABIERTO | ¡¡¡NO LES CREO!!!

By 22 febrero, 2012 No Comments

El ambiente se ha enrarecido… huele a azufre…

Represión, espionaje, falsos discursos, corrupciones y el avance de pujas por el control del poder, hacen que los chicos malos no parezcan tan malos –aunque lo son- y quienes estaban redimiendo la historia se manchen con el mismo barro.

En días en que los bandos en pugna declaran sin sonrojarse todo lo contrario, siento la necesidad de expresarme: ¡¡¡NO LES CREO!!!

Ni a los unos, ni a los otros.

Nos duele ver manifestaciones reprimidas con violencia.

Nuestra patria aún sangra por las heridas con que la tiranía económico-represiva laceró a sus hijos. La déspota siempre usó argumentos nacionalistas y patrióticos para depredar, asesinando a quienes se oponían ante sus garras.

Gobiernos democráticos: Yrigoyen, el fraudulento Justo, Frondizi, Perón, Menem, De la Rúa, y el paracaidista Duhalde, cedieron ante la tirana. Entretanto, todos los procesos cívicos-militares la defendieron a muerte…

Pocos se atrevieron a desafiarla.

Si algo caracterizó a Jezabel fue la seducción… con ella logró todos sus objetivos, excepto doblegar a los profetas, quienes provocaron su fin. Atalía, hija de Jezabel, ejerció su poder dominando a su hijo Ocozías: Cuando Ocozías comenzó a reinar era de cuarenta y dos años, y reinó un año en Jerusalén. El nombre de su madre fue Atalía.

También él anduvo en los caminos de la casa de Acab, pues su madre le aconsejaba a que actuase impíamente” , 2da de Crónicas 2.2-3.

Al año, al morir su hijo, Atalía asesinó a todos sus nietos para quedarse con el trono. 2da de Reyes 11. Durante su reinado, mató y robó oprimiendo al pueblo. Saqueó todos los tesoros, incluso los del Templo. la La tierna abuelita no dejó nada, ¿para quién? si ella se había encargado de exterminar a toda su descendencia.

Hemos vivido hermosos años donde no se criminalizó, ni reprimió la protesta.

Con motivos justos o injustos, toda voz y postura fue respetada y, hasta el 20 de octubre de 2010 (1), no contábamos con muerto alguno.

Pero las chicas han reaparecido… “Jesi” y “Ati” rondan nuestros aires dejando su infernal perfume sulfurado que tanto irrita.

Seducción y violencia, una tras otra, implacables, utilizan a sus extraviados esclavos, fascinados por las mieles de la avaricia, haciéndoles repetir como loros el discurso de la“necesaria generación de riqueza para salir de la pobreza” y otras fórmulas tan impresentables como cínicas, expresadas en un correcto lenguaje “patriótico”, ¡¡¡off course!!!

Solo para poner un ejemplo, en el caso de la minería a cielo abierto, amparada por el escandaloso “Código de Minería” -obra maestra de la entrega y la explotación menemista-, 49 de los 51 proyectos en ejecución están en manos de empresas multinacionales que han probado en muchas partes del mundo su capacidad para huir toda vez que se acaba la fuente de su ganancia, dejando el pasivo ambiental en manos del pueblo saqueado.

Basta ver el estado paupérrimo de las ciudades y poblados cercanos a esas “fuentes productoras de riquezas”.

Será cuestión de analizar nuestros paradigmas.

Recordar que los malos triunfan cuando nos transforman en malos a nosotros.

Para ejemplo vívido, nuestro querido y valorado juez Baltasar Garzón, quien tentado usó las mismas artimañas del enemigo: “escuchas clandestinasilegales de presos hablando con sus abogados”, propios de Franco, dichos deleznables artilugios fueron empleados con el fin de hacer justicia. El mismo talle de zapatito le cabe a nuestra princesita Gendarmería…

Me parece escuchar a Javier Martínez gritar con su tierna voz: “no pibe, no, no lo hagas, eso está mal… si tu madre se enterara, moriría de llorar”.

Profecía que alerta, hecha canción (2).

El otro bando, el de las corporaciones económicas y sus aliados mediáticos que solo hablan cuando es bueno para sus intereses, acordándose selectivamente de contaminaciones, corrupciones y otras yerbas, son los chicos malos de los cuales mucho he y sigo denunciando.

Pasame los lentes Pablito

En Argentina, ¿necesitamos hacer explotaciones mineras para generar riqueza?

¿Por qué no dejar ese patrimonio como un ahorro para nuestros hijos y nietos?

Con el avance constante de la ciencia, sin duda, en los tiempos de las generaciones venideras se podrá extraer los minerales y metales sin contaminar.

Así les estaremos dejando una doble riqueza: recursos y un ambiente limpio, sano…

Lo contrario es Ataliísmo puro: matemos a nuestra prole, contaminando todo, envenenando la tierra y consumiendo todos sus recursos.

Las riquezas ya existen, solo debemos analizar cómo se reparten.

No creo que el “Código de Minería Menem” erradique la pobreza.

Pienso en los pequeños y medianos productores sojeros, quienes por medio de la siembra directa envenenan nuestra tierra con glifosato. Ellos, para poder producir, necesitan sembrar semillas transgénicas que soporten la fumigación con ese veneno; de no ser así, no pueden soportar los costos de la mano de obra para desmalezar en forma tradicional y la carga de las retenciones.

La soja nos ha ayudado a salir de la peor crisis económica de nuestra historia pero ¿no sería bueno ir ya pensando y trabajando para poder lograr que nuestros agricultores puedan mantener su ganancia volviendo a la siembra tradicional eliminando los pesticidas contaminantes?

Voz de Atalía se escucha tras algunos consejos…

¿No será tiempo ya de empezar a discutir el reparto de la riqueza, en lugar de querer producir más para “repartir” lo nuevo?

¿No será tiempo ya de cambiarnos los lentes para ver con claridad la realidad?

¡Cambiar de paradigma es hacer la verdadera revolución, la cual comienza por nosotros!

Haber Pablito, pasame tus lentes para ver cómo se ve…

Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.

Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos” , 1era Timoteo 6.6-12.

Es hora de salir a luchar contra “Jesi y Ati” como lo hicieron los profetas.

Pelear la buena batalla de la fe, echando mano a la vida eterna y siguiendo la justicia, la piedad, el amor, la paciencia y la mansedumbre.

¡¡¡SI NO NOS SEDUCE, NI NOS ASUSTA, ES DERROTADA!!!

¡¡¡SI NO LOGRA SU OBJETIVO MUERE!!!

¡¡¡HAY QUE SALIR A PELEAR, CAMBIEMOS DE RAÍZ LA REALIDAD!!!

¡¡¡DEBEMOS ABRIR EL CIELO SOBRE NUESTRA PATRIA!!!

¡¡¡JUNTOS VENCEREMOS!!!

(1) Fecha del asesinato del joven militante Mariano Ferreyra por una patota sindical. Los policías que no intervinieron, desatendiendo la orden de custodiar la protesta, generaron una “zona liberada” muy dudosa que permitió el homicidio.

(2) NO PIBE (Javier Martínez)

No hay que tener un auto, ni relojes de medio millón,

cuatro empleos bien pagados, ser un astro de televisión.

No, no, no, no pibe, para que alguien te pueda amar,

porqué así solo tendrás un negocio más.

No debes cambiar tu origen, ni mentir sobre tu identidad.

Es muy triste negar de dónde vienes, lo importante es adonde vas.

No, no, no, no pibe, no lo hagas que eso está mal;

si tu madre te escuchara, moriría de llorar.

No hay que viajar a Europa, ni estudiar en la universidad,

tener títulos de nobleza, o prestigio en la sociedad.

No, no, no, no pibe, para que alguien te pueda amar.

Nada de eso es importante en amor, ya lo verás.