Deprecated: Function create_function() is deprecated in /www/wp-content/themes/salient/functions.php on line 5190 Deprecated: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls in /www/wp-content/plugins/js_composer_salient/include/classes/core/class-vc-mapper.php on line 111 DEVOCIONAL 1 | LA COMUNIDAD DE PASIÓN Y PODER | Guillermo Prein
DevocionalesSin categoría

DEVOCIONAL 1 | LA COMUNIDAD DE PASIÓN Y PODER

By 10 julio, 2012 No Comments

LEYENDO LA PALABRA EN MI DEVOCIONAL LLEGUÉ A UN TEXTO MUY ESPECIAL, HECHOS DE LOS APÓSTOLES 4.31-37, EL COMIENZO DE LA IGLESIA DE JESÚS…
“Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.
Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.
Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos.
Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.
Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (que traducido es, Hijo de consolación), levita, natural de Chipre, como tenía una heredad, la vendió y trajo el precio y lo puso a los pies de los apóstoles.”  Hechos de los Apóstoles 4.31-37
El comienzo del tiempo del ESPÍRITU SANTO marca el nacimiento de la IGLESIA.
Una comunidad de gente lavada por la Sangre del Cordero y llena de poder, poder espiritual que se manifestaba en el BAUTISMO en el ESPÍRITU, y por ello, testificaban de manera vehemente predicando el Evangelio de JESÚS, tal como Él se los había anunciado antes de partir a la gloria, e incluso, tal como los encomendara cuando los envió 35 grupos de 2 discípulos, quienes volvieron exultantes por las sanidades y las liberaciones de demonios, las señales que JESÚS prometió que seguirían a los que creyeran en Marcos capítulo 16. 
Aún bien intencionados, bajo mi óptica, cometieron un grave error.
Su nacionalismo, que los impulsó a preguntar sobre el futuro del “REINO”, los llevó a desarrollar una economía basada en la acumulación de recursos, “TODOS LO DABAN TODO”, y el asistencialismo: “LE DABAN A CADA UNO SEGUN SU NECESIDAD”.
Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.
Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? 
Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. 
Hechos de los Apóstoles 1.5-8
Todos sabemos que no hay economía que pueda subsistir si se consume el capital, sin producir.
En sus tiempos de cristiano fogoso, Carl Marx leyó esta Palabra interpretando que mostraba un modelo de la sociedad deseada por JESÚS, de ahí el nacimiento de un concepto: EL COMUNISMO.
De allí que bajo esa filosofía política y económica nadie puede ser dueño de nada: “NADIE DECÍA SER SUYO PROPIO NADA DE LO QUE POSEÍA”.
Románticamente atractivo, aún con la ABUNDANTE GRACIA que había sobre ellos, esto no pudo evitar dos consecuencias contundentes: 
1. Se quedaron en Jerusalén cuando JESÚS les había mandado salir fuera de Jerusalén y de Israel.
NO ENTENDIERON LA UNIVERSALIDAD DEL EVANGELIO y sobre todo que EL REINO DE JESÚS NO ES DE ESTE MUNDO
2. La quiebra económica llegó a la comunidad de Jerusalén.
Tras ser un pueblo de miles de personas que posiblemente juntaron un millar de propiedades, en menos de 25 años estaban en la ruina. Pablo escribe la 1era carta a los Corintios en el 55 dC, instando a los hermanos como lo hizo con los de Galacia, a juntar ofrendas para saciar la pobreza de Jerusalén.
Algunos comentaristas bíblicos atribuyen esa actitud desaprensiva a la doctrina del inminente regreso del SEÑOR que imperaba en esos días. 
Un dato más que interesante es la diferencia del concepto económico, ya que Pablo enseña dar cada comienzo de semana “DE ACUERDO COMO FUERON PROSPERADOS”. De lo producido dar, un concepto muy diferente al de Jerusalén, otra filosofía.
“En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén. Y si fuere propio que yo también vaya, irán conmigo.” 1era Corintios 16.1-4
Sin duda mucho tuvo que ver en esta diferencia un tal José a quienes los Apóstoles llamaron BERNABÉ, que significa “Hijo de consolación”. El dio su propiedad, pero cuando se estableció para pastorear a la comunidad de Antioquia, llevando consigo al sospechado Saulo de Tarso, quien creció y se transformó en PABLO, estableció la enseñanza de la producción como la base de la prosperidad, sin olvidar la GRACIA divina.
Más allá de las diferencias entre Jerusalén y las Iglesias nacidas desde la de Antioquía, apreciamos una constante que determina la enseñanza de la verdadera identidad de la Iglesia y del verdadero Evangelio: LA SOLIDARIDAD.
En la TEOLOGÍA de la IGLESIA NEOTESTAMENTARIA no podían existir los necesitados.
DONDE HAY UNA NECESIDAD, ESTA DEBE SER SACIADA.
La segunda concomitancia es la PASIÓN POR LA PRÉDICA DEL EVANGELIO.
Donde el ESPÍRITU SANTO llenó los corazones, el amor por las almas ardió en los corazones de quienes fueron bautizados.
La tercera realidad común es el ESPÍRITU SANTO Y SUS CARISMAS.
Los dones del CONSOLADOR, milagros, maravillas manifiestas en cada vida y en la sociedad en conjunto. Una COMUNIDAD DE PASIÓN y PODER que prosperó bendecida.
Tal como en Jerusalén, así en Tesalónica, como lo expresara Pablo:
“Porque conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección; pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santoy en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros.  Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo, de tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído.  Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada; porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.” 1era de Tesalonicenses 1.4-10
Continuará…