fbpx
Noticias

EL REINO DE LOS CIELOS SE HA ACERCADO

By 25 marzo, 2013 No Comments

En 2008 levantamos la voz para hablar del tema del genocidio perpetrado contra el pueblo maya en Guatemala durante la presidencia de Efraín Ríos Mont -1982-1983-. Por aquel entonces recibimos muchas críticas desde el seno de la pastoral del pueblo evangélico, por ser este hombre “pastor Pentecostal” al punto que predicaba por cadena nacional en la época que ocupo la presidencia.

Pasaron los tiempos en que el General era mimado por evangelistas internacionales, hoy resulta más redituable felicitar y pedir oración por el nuevo Papa latinoamericano…

Sin prensa, sin afiches, sin respaldo, determinados a mantener nuestros principios y fines, pensamos que quedábamos en soledad.

Luego vimos que la soledad no fue tal, que millones se abstuvieron.

Cuando hablamos profetizando el juicio venidero, no creyeron que este día llegaría pero, llegó.
La ONU se acaba de expedir en el día de hoy…

La peligrosidad de estas fieras que “salieron de nosotros pero no eran de nosotros” se ve reflejada en las recomendaciones de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay: “instó a las autoridades a ‘tomar todas las medidas necesarias para asegurar que jueces, fiscales, abogados y otros actores involucrados estén protegidos de intimidaciones y represalias’”.

LA PALABRA SE CUMPLE
SIEMPRE LLEGA LA JUSTICIA DEL CRUCIFICADO
El REINO de los CIELOS se ha acercado…
Debemos ser valientes y enfrentar esta realidad.

Eso nos llevará a reconocer que las cruzadas publicitarias de ministerios foráneos sostenidas por fondos económicos incalculables, no son sinónimo de respaldo divino y en muchos casos encubren otros objetivos.

DECLARACIONES DE LA
ALTA COMISIONADA PARA LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS NACIONES UNIDAS
http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=25961#.UUfjIFtYQce

NOTA DE CNN INTERNACIONAL SOBRE EL JUICIO (con video incluido)
http://cnnespanol.cnn.com/2013/03/19/el-exgeneral-guatemalteco-efrain-rios-montt-enfrenta-juicio-por-genocidio/

 

NOTA PUBLICADA EN EL PERIODICO RED VIDA NOTICIAS EN BUENOS, MARZO DE 2008
Esto decíamos en aquellos días de 2008 apenas termaninada el Festival de Luis Palau.
Esta nota publicada con un  tirje de 200.000 ejemplares clarificó en la sociedad la diversidad del mundo evangélico.
Sectores pastorales conservadores reaccionaron con vehemencia pero nunca el equipo del Doctor Palau concurrió a un debate para esclarecer los hechos.

Hoy ante el cumplimiento de las profecías que parecían utópicas, debemos replantearnos cuales son nuestras lealtades y a quien habremos de servir primero, tal como dice el “Sursum Corda” del Obispo Metodista Federico Pagura:

Porque El al pobre levantó del lodo
y rechazó el halago del dinero,
sabemos dónde están nuestras lealtades
y a quién habremos de servir primero

Porque El habló del Reino sin cansancio
y nos llamó a buscarlo una y mil veces,
debemos hoy entre mil reinos falsos
buscar el único que permanece.

Porque El vendrá por sendas conocidas
o por ocultos rumbos ignorados,
y hará justicia a pobres y oprimidos
y destruirá los antros del pecado

Y entonces sí, la iglesia verdadera,
la que dio santos, mártires, testigos,
y no inclinó su frente ante tiranos,
ni por monedas entregó a sus hijos.

Ha de resplandecer con esa gloria,
que brota no del oro ni la espada,
pero que nace de esa cruz de siglos
en el oscuro Gólgota enclavada.


CERRANDO HERIDAS INFECTADAS

La infección

Guatemala cuenta con la segunda población indígena más extensa de América después de México. Los mayas, quienes representan el 52% de la población del país, viven en zonas rurales casi en su totalidad. Divididos en cientos de pequeñas comunidades, habitan en los umbrales de la miseria, la mayor cantidad de ellos se dedica a la agricultura.

Tras años de reclamos por una mejora en su calidad de vida, Guatemala se vio envuelta en crueles golpes de estado que tuvieron como uno de los máximos exponentes al general Efraín Ríos Montt, quien gobernó su país dictatorialmente suprimiendo la Constitución y todo derecho; detentando todos los poderes, estableció un auténtico estado de guerra.

Emprendió una feroz cruzada contra los indígenas que reclamaban tierras y mínimas mejoras sociales; acusándolos de comunistas, desarrolló una verdadera limpieza étnica.

El comité de Derechos Humanos detalla 69 masacres cometidas. Así, se evidencia en cifras su brutalidad homicida: en tan solo 17 meses (1982-1983) 100 000 indígenas fueron asesinados, 500 000 se convirtieron en refugiados y pueblos enteros fueron borrados del mapa. Su gobierno terrorista fue suprimido por otro golpe de estado que lo apartó del poder. Este último finalizó en 1985 cuando las políticas etnocidas que habían llevado a Guatemala a la página más oscura y trágica de la historia reciente de América, culminaron.

El reconocimiento internacional de estas barbaries llegó cuando, en 1991, le fuera otorgado el Premio Nobel de la Paz a Rigoberta Menchu Tum, una indígena con toda su familia asesinada. Su hermano fue quemado vivo en una plaza por las tropas de Montt y su papá, quien junto a otros dos aborígenes tomó la embajada de España con el único objeto de denunciar ante la comunidad internacional la crueldad de las matanzas, fue ejecutado cuando las fuerzas de represión entablaron la embajada y la incendiaron, incinerando a quienes estaban dentro de ella, solamente, por elevar una voz de protesta. Ver las imágenes youtube del documental “Cuando las montañas tiemblan” donde en algunos noticieros se ve el pedido desesperado de los transeúntes para que salvaran a los que ardían sin ser atendido, hiela la sangre.

Más tarde, en 1998, llegó el reconocimiento del gobierno español cuando a Rigoberta le otorgaron el Premio Príncipe de Asturias a la cooperación internacional, máximo galardón de ese país.

Es increíble que Ríos Montt, este ser incalificable, se haya declarado pentecostal y predicador y haya sido miembro de la Iglesia del Verbo. En su discurso inaugural declaró que su presidencia era “la voluntad de Dios”.


Historia de una decisión

El 28 de noviembre de 1982, cuando se celebraba el centenario de la Iglesia Protestante Guatemalteca, el doctor Luis Palau y el propio general Ríos Montt realizaron un acto -en el que ambos fueron oradores- en el Campo Marte junto a la Escuela Politécnica del Ejército, lugar que, posteriormente, fuera señalado como centro clandestino de torturas por la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH).

Ignoraba el genocidio hasta que, a principios de 2007, por medio del diario El País de España, conocí de las acciones que tres jueces de ese país llevaban a cabo para extraditar al dictador para ser juzgado por los crímenes perpetrados a ciudadanos españoles. A pesar de ello, no lograron su objetivo, pues al igual que el general Pinochet, quien se amparó en los fueros que le daban inmunidad, las acciones legales fueron trabadas.

Sin embargo, lograron la condena internacional por genocidio bajo el respaldo de la Comunidad Europea, en su totalidad.

Habiendo seguido de cerca el caso e informándome puntillosamente de todo lo sucedido, en julio de 2007, me entrevisté  con el representante del doctor Luis Palau para pedirle que le transmitiera mi opinión y preocupación; pues era mi deseo que él se expresara acerca de lo acontecido en noviembre de 1982. Le dije que entendía que pudiera haber sido objeto de un engaño ya que en nuestro país, también habían acontecido sucesos similares que el grueso de la población –entre los que me incluyo- no teníamos noción de que hubieran sucedido. En mi caso personal, dos veces estuve a punto de ser un desaparecido, a los 15 años por mi militancia en la política estudiantil y, a los 19,  por mis actividades pastorales en Villa Tranquila, en la localidad de Avellaneda. De estos riesgos, me enteré ya en tiempos de democracia.

También, le comuniqué que, de no existir explicación alguna, ni el Centro Cristiano Nueva Vida, ni mi persona, seríamos parte de la actividad programada por él para marzo de 2008.

Tiempo después, su representante me llamó para informarme que mis inquietudes habían sido transmitidas al doctor Palau….
En el devenir de los días, tuvimos contacto manteniendo activa la comunicación, pero las explicaciones nunca llegaron.
Esperé hasta el último momento, el silencio fue ensordecedor.
Decidimos no participar, esperando que, quizás, podría haber alguna señal; pero no la hubo.

Es por esta razón que, recién hoy, damos a conocer nuestra posición junto a la firme determinación de no participar en el futuro en ninguna actividad que involucre al doctor Palau, ni a los miembros de su equipo.

Amada Rigoberta Munchú Tum y hermanos mayas:

Por medio de estas líneas, quiero hacerle llegar a Rigoberta Menchú Tum, a los hermanos mayas y a las demás etnias que fueron masacradas, mi amor, mi solidaridad y mi compromiso.

También, pedirles perdón por las aberraciones de quienes, invocando el nombre de Jesús, lo niegan con sus actos, como dice en La Biblia en la 1.ª carta del Apóstol Juan, 2: 18-21: “Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo. Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros. Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas. No os he escrito como si ignoraseis la verdad, sino porque la conocéis y porque ninguna mentira procede de la verdad”.

Bien lo explica en su carta el Apóstol Judas, en los versos 10 al 19: “Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. ¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré.
Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados; fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas. 
De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él. Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho. Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu.”

Deseo explicarles que la Iglesia Evangélica, con su sistema de gobierno descentralizado –al cual amamos y defendemos a ultranza- carece de una autoridad piramidal que rija los destinos de la misma. Ella es pluralista y amplia y alberga en su seno a todo aquel que desee acudir a ella pero, por la misma libertad y por ser un organismo vivo, rechazamos todo lo que no es propio.

Leía el trabajo del sociólogo mexicano Gilberto Alvarado López, quien no siendo de la comunidad evangélica, elogia la capacidad integradora de la Iglesia Pentecostal mexicana, que logró unificar a todos los grupos étnicos, culturales y representantes de todos los niveles socialesl respetando sus culturas.

En Argentina, es conocido el salvataje de los pueblos originarios Qom realizada por la labor fecunda y constante de la Iglesia Evangélica.

Quiero contarles, además, que somos una comunidad que trabaja todos los días con fervor para que nuestros pueblos encuentren en Jesús una nueva vida, que estamos enraizados en nuestra tierra pujando para que cada uno pueda salir adelante y pueda disfrutar de un futuro esperanzador.

Sepan que los evangélicos pensamos diferente y lo expresamos con nuestros hechos.

Queremos una América Latina liberada de la miseria, de la esclavitud de la ignorancia, próspera, desarrollada, solidaria, justa, libre y feliz. Una América Latina salva.


EXTRAÑOS E INTRUSOS

Buscamos sanar heridas y no abrimos juicios personales pero, en temas éticos de principios y fines, somos contundentes.

El haber bailado la canción La argentinidad al palo –oda a una erección- y Salomé –mujer que pidió que le cortaran la cabeza a Juan el Bautista-, o cantar Estoy hecho un demonio, o que alguien que se identifica como argentino –aun en sus libros- confunda las fechas patrias mencionando “la avenida 9 de Mayo”, son anécdotas triviales; pero aunque hablan por sí mismas, no son comparables con la gravedad de los hechos narrados anteriormente.

Como pastor que camina junto al pueblo, fue muy triste escuchar mensajes pobres en contenidos y aberrantes en sus conceptos como, por ejemplo: “el profiláctico promueve la promiscuidad” o escuchar cómo le preguntan a una persona que se declara homosexual en un programa de televisión, en una charla telefónica: “¿vos todavía no tenés el sida?”… Declaraciones que se ajustan al mensaje católico romano claramente expresado por su máxima autoridad Joseph Ratzinger, cuando habla de preservativos y homosexuales.

Quizás por ello, el doctor Palau haya repartido en “cenas que hizo para empresarios” Nuevos Testamentos autografiados por el cardenal Bergoglio.

Humildemente, no acepto que se identifique a la Iglesia Evangélica con tales conceptos y procederes.

El mensaje que predicamos el pasado 1 de Diciembre de 2007, conmemorando el Día Internacional de la Lucha contra el Sida, en el concierto RockandVida realizado en el Rosedal, al que asistieron 100.000 personas, fue:

Primero: NO DISCRIMINARÁS, basado en Levítico 19:17 “No aborrecerás a tu hermano en tu corazón; razonarás con tu prójimo, para que no participes de su pecado. No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová”.

Segundo: ayudá a tu prójimo. “PORQUE TE AMO TE CUIDO, PORQUE TE AMO ME CUIDO”, basado en San Lucas 10:25 “Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? El le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees?
Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás.” Sumado a esto, la explicación de la parábola de El Buen Samaritano que prosigue a este pasaje bíblico.

Tercero: un mensaje de aliento basado en Proverbios 23:18 “Porque ciertamente hay fin, y tu esperanza no será cortada.” Y, tras ello, la oración para que Dios llegue a los corazones de todos y la oración de sanidad para aquellos que sufren por alguna razón.

Por último, un mensaje para nuestros jóvenes: I+D, investigación y desarrollo, basado en el libro del profeta Daniel 2:16 “Y Daniel entró y pidió al rey que le diese tiempo, y que él mostraría la interpretación al rey.
Entonces el secreto fue revelado a Daniel en visión de noche, por lo cual bendijo Daniel al Dios del cielo.
Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz.
A ti, oh Dios de mis padres, te doy gracias y te alabo, porque me has dado sabiduría y fuerza, y ahora me has revelado lo que te pedimos; pues nos has dado a conocer el asunto del rey.
Daniel respondió delante del rey, diciendo: El misterio que el rey demanda, ni sabios, ni astrólogos, ni magos ni adivinos lo pueden revelar al rey. Pero hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios…”.

¡Somos la esperanza para el mundo de hoy! Estudiar, capacitarnos y ser llenos del Espíritu.
¡A la universidad! ¡Con fuego divino en el corazón y revelación en la mente!
Como pastor que habita con el rebaño, me duele cuando voces extrañas entran en el valle que caminamos y alteran la vida de las ovejas que están en el redil y a las que todavía pastan en soledad.

Lo que hicimos, lo hacemos todos los días; sin poner nuestras fotografías, ni nuestros nombres; sin hacer publicidad.


DOS REFLEXIONES

Debemos repensar y reconsiderar lo acontecido, llamo a la reflexión y a la sensatez.
No se pueden esgrimir excusas, los hechos del doctor Luis Palau con los represores Efraín Ríos Montt, en Guatemala, y Hugo Banzer Suárez, en Bolivia, fueron notorios en todos los medios de comunicación de nuestra nación.
No es válido el argumento “la Palabra de Dios no se le niega a nadie”, pues a los asesinos Dios les dice que se arrepientan, no los anima, ni los apoya.

Otro debió ser el mensaje dado que Jesús no respalda la muerte, es más, por sus filosofías y procederes, creo que estos represores, de haber sido contemporáneos a él, hubieran sido de los primeros en crucificar al Señor.

No se pueden apoyar ni justificar guerras, ni matanzas, ni mandatarios que las produzcan.

¡LOS PRINCIPIOS NO SE NEGOCIAN!

Por otro lado, feliz, porque el gran grueso de la Iglesia Evangélica, la que está desde las villas a los barrios más acaudalados, la que está en los hospitales con los que sufren, en las cárceles con quienes necesitan ayuda, la que predica en tiempo y fuera de tiempo en las calles alcanzando a indigentes y rehabilitando personas con adicciones, la que camina barrios, plazas, universidades, escuelas, canchas de futbol, es decir la que está en todo lugar junto a nuestra gente llevando el mensaje de redención, dijo un rotundo NO con su ausencia silenciosa.

El testimonio gráfico de fotografías aéreas es más que elocuente, no se confunden decenas de miles con cientos de miles y, mucho menos, con un millón.

Salieron de nosotros pero no SON de nosotros. SON MANCHAS EN VUESTROS ÁGAPES.
No hablo en nombre de la Iglesia Evangélica, solo soy una voz que se levanta en nombre del Centro Cristiano Nueva Vida y en el mío propio.
Parecido no es lo mismo. Somos diferentes en alma, en espíritu y en esencia. Tenemos otra genética.

Pastor Guillermo Prein
Marzo de 2008