fbpx
NoticiasReflexiones

INDIGNACIÓN DE LOS DEBILES | DIOS VINDICA CON JUSTICIA

By 10 noviembre, 2013 No Comments

Veintidós años, ¡¡¡22 AÑOS!!! después de la tortura y asesinato de WALTER BULACIO, ayer, el Tribunal Oral número 29 a cargo de Rodolfo Goerner, dio a conocer la sentencia que condena al Comisario de la Policía Federal, Miguel Ángel Expósito, a 3 años de prisión en suspenso, es decir que NO IRÁ A LA CÁRCEL.

Walter, de solo 17 años, fue detenido ilegalmente cuando concurría a un recital de rock, fue torturado hasta morir en la Comisaría 35 de la Ciudad de Buenos Aires, cuyo titular era el comisario Expósito.
El Tribunal confirmó la responsabilidad del acusado y, tras protegerlo durante 22 años –hecho reconocido por el Comisario en su alegato final–, lo deja en libertad por una condena menor en suspenso.

LA JUSTICIA LENTA NO ES JUSTICIA

Me impactó una bandera que vi flamear:
“POR WALTER y POR TODOS…”

Dolorosamente, este fallo se dio a conocer en la SEMANA DE LA POLICÍA FEDERAL y, paradójicamente, el mismo día que el vicepresidente Amado Boudou habló ante la Fuerza.
Era el momento ideal para poner este ejemplo sobre el tapete y denunciar la corrupción jurídica-policial, que ningún político ignora, cuando no es partícipe directo de la misma.

LA JUSTICIA DEL CRUCIFICADO ¡¡¡YA!!!
Esta viene del cielo y no existe componenda que la pueda detener.

“Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia.”

Isaías 26.9

“Y el derecho se retiró, y la justicia se puso lejos; porque la verdad tropezó en la plaza, y la equidad no pudo venir.
Y la verdad fue detenida, y el que se apartó del mal fue puesto en prisión; y lo vio Jehová, y desagradó a sus ojos, porque pereció el derecho.
Y vio que no había hombre, y se maravilló que no hubiera quien se interpusiese; y lo salvó su brazo, y le afirmó su misma justicia.
Pues de justicia se vistió como de una coraza, con yelmo de salvación en su cabeza; tomó ropas de venganza por vestidura, y se cubrió de celo como de manto, como para vindicación, como para retribuir con ira a sus enemigos, y dar el pago a sus adversarios; el pago dará a los de la costa. Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él.
Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová.
Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová: El Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca, ni de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo Jehová, desde ahora y para siempre.”

Isaías 59.14-21

“¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno? 
Si es necesario gloriarse, me gloriaré en lo que es de mi debilidad.” 

2da de Corintios 11.29-30