fbpx
DevocionalesNoticias

DEFINIDA Y REVOLUCIONARIA | PALABRA PROFÉTICA 2014

By 19 diciembre, 2013 No Comments

Nuestro valle, saturado de voces multiplicadas por ecos mediáticos, sufre deprimente confusión. Imperio de inseguridad y temor bajo la sensación colectiva: la vida y el futuro dependen de la voluntad e intereses de quienes tienen la sartén global por el mango. Difícil es llegar sin tener claro nuestro destino. Ellos lo saben, por eso, buscan enloquecer tu brújula, sueltan venenosas serpientes que inoculan miedo, confusión, resignación y depresión.
La IGLESIA DEFINIDA y REVOLUCIONARIA que se levanta para detener la muerte te ama y llama a la libertad. No estamos solos, lo que nos pasa, nos pasa a todos.
Con su FE COMBATIVA que cambia la realidad, avanzamos, pues ella tomando esas serpientes en sus manos, anula el temor, abre los cielos sobre el valle de la vida, y cambia todo desierto en un sembradío de paz, esperanza y felicidad.
La tierra, tu vida, te entregará su riqueza al llenarse de justicia.
NO TENGAS TEMOR, NADIE NOS PUEDE ROBAR NUESTRO FUTURO.
Vencer de la mano de JESÚS, determinados y firmes, es nuestro destino.
Tenemos mucho por transformar…

 

¿DE QUÉ LADO ESTÁS?

Fariseos leguleyos y herodianos –seguidores de Herodes–, que consentían la opresión romana por el poder que estos les conferían, eran políticos con el mismo ADN presente en toda época. Ambos grupos se acercaron para tentar a JESÚS: “¿Es lícito pagar impuestos al Imperio?”, preguntaron con desparpajo.
Pidiéndoles una moneda, les contestó: “¿De quién es la imagen en ella?”. “De César”, respondieron… JESÚS terminó con un manifiesto impactante: “Dad a Cesar –al Imperio– lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios“.

Surge una pregunta inminente: ¿Qué es de César?
Los acomodados responden: el pago por los servicios recibidos (agua, comunicaciones, sistema de justicia, seguridad, etc.).
Los herodianos poseían la razón de la retribución infame, el vergonzoso costo para sostener su poder: sacrificar al pueblo para saciar sus ciegas ambiciones.

Sin embargo, el pueblo conciente de su lugar histórico dice: la ignominia, el dolor de la afrenta impuesta a los esclavos. Ellos sentían el deber de liberarse del latrocinio.

Mucho más profunda, la reflexión de JESÚS apuntaba a despertar conciencia de libertad, y así provocar la búsqueda del Libertador.

Tanto ayer como hoy, individual y colectivamente, sufrimos dolores paridos en la avaricia. Hambre, escasez, opresión y muerte, ejes de las noticias que nos aturden hasta acostumbrarnos a sobrevivir… y así agradecemos el oxígeno envenenado que esas serpientes nos dejan respirar.

Darle a JESÚS lugar en nuestro corazón, dejarlo entrar en nuestra historia, nos asombrará a través de milagros que abrirán paso a la vida en medio de la soledad, la pobreza y el dolor.

TODO PUEDE CAMBIAR, SI LE DAMOS A DIOS LO QUE ES DE DIOS.

No es hora de maravillarse e irse como hicieron aquellos en ese entonces, sino de asumir una postura.

No solo preguntes, decidite y seguilo.

JESÚS TE AMA Y TE ESPERA.

 

AVANZÁ CON FE COMBATIVA

Muros que caen al paso del pueblo, rameras transformadas en heroínas, débiles campesinos vencedores de ejércitos inmensos, niños transformados en líderes-profetas-reformadores.

Es apasionante el relato de Hebreos 11: 33-35: “por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros. Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección; mas otros fueron atormentados, no aceptando el rescate, a fin de obtener mejor resurrección”.

La FE COMBATIVA no conoce de resignación, sabedora de que todo puede y debe cambiar. Con ella te arropa JESÚS, cuando te abraza y te introduce en la IGLESIA DEFINIDA y REVOLUCIONARIA, un pueblo transformador de la realidad individual y colectiva, pues además de su poder milagroso, te impregna con amor por el prójimo y te extirpa el egoísmo del alma.

Así, Rahab, la ramera, por ser un instrumento de paz, tuvo el gozo de ser tatarabuela del rey más importante de Israel, David, de cuya descendencia viene el Señor JESÚS… Es decir, que de las entrañas de Rahab, vino el Salvador. (Mateo 1.5-6)

La FE COMBATIVA te dignifica, te eleva, no deja que te humillen.
La FE COMBATIVA te hace hacedor de justicia, te hace alcanzar promesas.
La FE COMBATIVA te libra de peligros, te da la victoria.
La FE COMBATIVA te da fuerzas en debilidad, te hace fuerte en batallas.

 

MILAGROS Y VALENTÍA

Animémonos a tomar en las manos esas serpientes venenosas que tanto daño han hecho.

Debemos saber que no está todo escrito, aún hay mucho por redactar, la historia recién comienza. Llegar a los capítulos que narran las hazañas y milagros en tu vida, de eso se trata.

No implores favores, pues señales portentosas vienen tras tus pisadas.
La estela de tu vida asombrará y cambiará a tus próximos y a los cercanos a ellos.

Revolución de FE que pone en fuga demonios, usando un nuevo lenguaje repleto de amor, justicia y paz, que se habla, se canta y se lleva a los hechos más cotidianos sanando toda herida y enfermedad del alma y del cuerpo.
Alimento del espíritu, que sacia también los estómagos hambrientos.

El reflejo que Federico Pagura dibujó en su poema Sursum Corda (Arriba los corazones):
“Porque Él al pobre levantó del lodo, y rechazó el halago del dinero;
sabemos dónde están nuestras lealtades, y a quién habremos de servir primero.
Por eso, pueblos de esta tierra hermosa, que han conocido siglos de opresiones,
afirmen sus espaldas agobiadas, y eleven al Señor sus corazones”.

Una promesa sobre tu cabeza que desciende para inundar tu realidad cuando le das a JESÚS lo que es de Él: tu corazón y tu fe.
“Y estas señales seguirán a los que creen: en mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos y sanarán”. Marcos 16.17-18 (RV1960)

 

NUEVO TIEMPO Y NUEVO CAMINO

Determinados, veremos cambiar los tiempos. Caminando por un sendero de justicia, la paga llegará a las manos de quienes se levanten con una nueva identidad; el ADN de la IGLESIA REVOLUCIONARIA: no conformarse con la realidad, sino que con amor, fe y perseverancia, cambiarla en gloria. Justicia tantas veces negada al pueblo, llega produciendo gozo a hombres, mujeres y niños. La familia recibirá el bien de su labor.

Tu tierra dará sus frutos y nadie te los podrá quitar. No tengas temor, solo esforzate, pues no será en vano. La paz, la justicia y la prosperidad, serán constantes en tu vida, con ellas, liberarás tu historia y la de todos los que te rodean. Remanente prendido de la mano del JESÚS de los milagros y los obreros.

“Porque antes de estos días no ha habido paga de hombre ni paga de bestia, ni hubo paz para el que salía ni para el que entraba, a causa del enemigo; y yo dejé a todos los hombres cada cual contra su compañero. 
Mas ahora no lo haré con el remanente de este pueblo como en aquellos días pasados, dice Jehová de los ejércitos. 
Porque habrá simiente de paz; la vid dará su fruto, y dará su producto la tierra, y los cielos darán su rocío; y haré que el remanente de este pueblo posea todo esto.” 
Zacarías 8.10-12

UN REMANENTE LIBRE, PRÓSPERO, QUE VIVE EN JUSTICIA Y EN PAZ.

Aun honrados, no nos distraeremos. Concientes de nuestro tiempo y poder, volveremos a la lucha permanente y derrotaremos a toda serpiente que siga dañando a cualquier persona.

Revolucionando la realidad desde el campo de la FE, veremos caer a todo gigante, por poderoso que sea. (Ester 6.10-14)

Este será tu nuevo tiempo, tu camino nuevo. Los hechos de JESÚS en las playas de Galilea se activan en nuestros días nuevamente, tu futuro se encuentra seguro. Él ya obró de la misma manera con otros, y si algo anduvo mal, lo restaura con su amor.

Recibirás la paga, el fruto de tu trabajo y te gozarás y alegrarás con los tuyos, los amados de tu alma…

“Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen. 
Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin. 
Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida; y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor. 
He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres. 
Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya y Dios restaura lo que pasó.”
Eclesiastés 3.10-15 (RV1960)
El Imperio de este mundo o JESÚS. Esas son las alternativas.
Solo resta tu decisión.