Devocionales

TOCAR EL CIELO…

By 28 mayo, 2018 No Comments

Oseas, el profeta del amor, conoció los amores no correspondidos, como el de Dios para con Israel.
Sus hijos portaron los nombres de la sentencia histórica que se cumpliría en los años sucesivos.

En medio de profecías duras hacia el reino del norte, es decir Israel, Dios muestra su buena voluntad para con el reino del sur, Judá:
“En cambio, tendré compasión del reino de Judá: yo mismo, el Señor su Dios, los salvaré. Pero no los salvaré por medio de la guerra, sino que lo haré sin arco ni espada ni caballos ni jinetes.” Oseas 1.7 DHH

Sin violencia, llega la salvación que viene de arriba.
TOCAR EL CIELO CON LAS MANOS…
Liberarnos de la maldad que oprime.

Este momento es clave para entender que la opresión llegó cuando el pueblo próspero se olvidó de TOCAR EL CIELO y buscó en los favores de las sacerdotisas prostitutas del dios Baal, la respuesta a la fertilidad económica. Engaños ocultos tras dulces palabras, máscaras que te alejan del Salvador.

Sin embargo, la manifestación llega cuando buscamos las cosas de arriba: amar a Dios y al prójimo como enseñara el Señor, nuestros únicos mandamientos. Al navegar la vida entre esos dos amores, nos volvemos solidarios, desechamos la impiedad del egoísmo y la meritocracia, poniendo la mira en las “cosas”, enseñanzas y milagros, que vienen de nuestra patria celestial.

Morirnos a la avara codicia sabiendo que nuestra vida está escondida en JESÚS, el salvador, sanador, multiplicador de comida, de dinero en boca de peces y artífice de pescas milagrosas. HAY PARA TODOS, no te desesperes.

EL TIEMPO DE NUESTRA MANIFESTACIÓN LLEGA.
DE LA MANO DE JESUCRISTO, QUIEN VIENE EN NUESTRO RESCATE.
SIN VIOLENCIA, PERO CON JUSTICIA, NOS LLENARÁ DE GLORIA…

“Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 
Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. 
Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.”
Colosenses 3.1-4 RV1960

Israel no, Judá si… por algo será…
Para entender el criterio:
“Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero o desnudo, o enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. 
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles… de cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis.”
Mateo 25.31-45 DHH abreviado

LOS MILAGROS VIENEN POR AMOR AL QUE SUFRE,
SI ESTÁS CERCA DE ELLOS, VERÁS MUCHOS…
SI CORRÉS TRAS EL ÉXITO, TE ALEJÁS DE JESÚS.